La Iglesia Pueblo de Dios en el Concilio Vaticano II.

  • Hernán Alfaro Universidad Católica del Norte.
Palabras clave: Lumen Gentium, Pueblo de Dios, Consagrados, Laicos

Resumen

Entre los contenidos fundamentales a destacar en la Constitución ‘Lumen Gentium’ del Concilio Vaticano II, se puede mencionar que la Iglesia es un misterio. Este misterio se concreta en el Pueblo de Dios constituido por consagrados y laicos. Ambos están llamados a formar parte del nuevo Pueblo de Dios, El nuevo pueblo está presente en todas las razas y cada uno colabora con sus dones propios. Todos están llamados a la santidad y van camino al cielo. Con esta dimensión escatológica, la realidad de la Iglesia no se agota aquí en la tierra. Quien ya está gozando de esa situación es la Santísima Virgen. Por otra parte el documento habla en forma particular de los laicos, fieles incorporados por el bautismo y, constituidos en reyes, sacerdotes y profetas. Tienen carácter secular ya que deben desempeñar sus tareas de manera que contribuyan a la santificación del mundo. Por su testimonio están llamados a hacer presente a Jesucristo en medio de las realidades temporales.

Biografía del autor/a

Hernán Alfaro, Universidad Católica del Norte.
Departamento Teología.

Citas

PAPA PAULO VI. (1964) Lumen Gentium. [s.n.: s.l.], cap. I, II, V, VI, VII, VIII.
Publicado
2009-06-30
Cómo citar
Alfaro, H. (2009). La Iglesia Pueblo de Dios en el Concilio Vaticano II. Cuadernos De Teología, 1(1), 22-32. https://doi.org/10.22199/S07198175.2009.0001.00003
Sección
Artículos